La importancia de la Carta de Presentación

Una carta de presentación es fundamental para todo curriculum, pues tal cual lo dice su nombre presenta el documento que le sigue y da información general sobre lo que se va a leer en la hoja de vida. Hay quienes la omiten por desconocimiento pero se comete un gran error al hacerlo pues en muchas ocasiones se leen o no los curriculum en función de lo que ven en esta carta.

A grandes rasgos, existen dos tipos de cartas de presentación:

1) Carta de respuesta a un anuncio de empleo particular
Acompaña a un currículum vitae que se envía para contestar a clasificados online de empleos concretos. Debe aludir imprescindible mente al anuncio en cuestión, señalando su referencia. Destaca por qué es interesante tu candidatura.

2) Carta de auto-candidatura
Acompaña a un currículum que se envía a una empresa de manera espontánea, para que te tenga en cuenta en futuras selecciones de personal. Debe constar qué te ha motivado a dirigirte a ella y qué le puedes aportar.

Es importante que sepas que que esta carta se guarda una vez leída por el empleador, una vez leídas las empresas suelen archivarlas y tenerlas en cuenta en posteriores procesos de selección.

¿Cómo se envía la carta de presentación?

Si la envías por correo postal, adjúntala con el currículum vitae sin grapar.
No se adjuntan los títulos ni las cartas de recomendación, a no ser que te los pidan expresamente.
Si la envías por email, utiliza el cuerpo del mismo para escribir tu carta de presentación e inserta tu currículum vitae como documento adjunto en formato .doc, .rtf o .pdf.

Y por último recuerda siempre averiguar todo lo que puedas sobre la empresa a quier dirigirás la carta, pues cuanto más sepas mejor podrás orientar la carta a lo que buscan.